Actitudes a evitar en los casinos

Como ya hemos mencionado, desde el momento en que entres en el casino terrestre, tu comportamiento se vuelve esencial. Para evitar situaciones vergonzosas o incluso algo peor, aprende las siguientes reglas de buena conducta:

  1. No te unas a la mesa excepto para jugar

Si no vas a jugar, pero quieres saciar tu curiosidad y observar la dinámica del juego, no te sientes en la mesa. Incluso si te acercas para unirte a un amigo, ponte detrás de la mesa. Los lugares que ves están reservados sólo para los jugadores.

  1. No pases tus fichas o dinero al crupier

Recuerda este consejo – nunca des tu dinero o fichas directamente a la crupier  ya que él o ella no están autorizado a tocar el dinero con sus propias manos. En cuanto tengas tus fichas, ponlas en la mesa. Es la única forma de hacer que el crupier las acepte para la partida. Además, no cambies demasiado la sobre tu apuesta. Una vez que hayas tomado tu decisión mantenla!

  1. No hables con el crupier

No hay nada malo en hacer un par de preguntas al crupier, pero la persona a cargo del trabajo no es un  instructor personal para los juegos de casino. Existen numerosas guías en diferentes formatos, desde libros impresos hasta versiones online. El crupier está ahí para supervisar el juego y asegurar la corrección de la mano.

Trata de respetar a los otros jugadores mientras planean su próximo movimiento, mientras te mantienes callado sin interrupciones molestas. Si realmente necesitas aclarar algo, haz la pregunta con una mano. Recuerda, se permite dar propina al crupier si estas satisfecho con el servicio prestado.

  1. No uses el teléfono mientras juegas

Guarda tu teléfono mientras juegas. Estamos hablando de mala conducta equiparable a la persona que habla por teléfono en un autobús lleno de gente. No es una experiencia agradable ni para la propia persona que está revelando los detalles de su vida a personas desconocidas a su alrededor, ni para el público que tiene que sufrir el ruido y la intrusión en un discurso del que no necesariamente quiere formar parte.

Lo mismo sucede en los casinos. El uso del teléfono móvil es una distracción desagradable que interrumpe la concentración. De hecho, la mayoría de los crupieres te pedirán amablemente que apagues tu teléfono mientras juegas. Obviamente, en caso de llamadas telefónicas importantes, deberás alejarte de la mesa aprovechando el momento entre las dos manos.

Comments are Disabled